El espectáculo Bla Bla La película, recientemente estrenado, cruza diversos lenguajes expresivos. Uno de los pilares de la comicidad de la obra-film consiste en “el intento de romper con la dualidad cine-teatro a través de un reordenamiento del tiempo y del espacio”.

En una especie de ceremonia cargada de situaciones que transitan el fallido estreno de un film, intentan mostrar la serie de dificultades que el grupo debió sortear antes y durante la realización cinematográfica que vienen a presentar.

En una entrevista realizada por Cecilia Hopkins de Página 12, Guillermo Angelelli habla sobre el estreno:

– Hasta el momento, Los Bla Bla hacían varieté. ¿Por qué decidieron cambiar de formato de espectáculo?

Es cierto, les iba muy bien con su varieté. Yo también me pregunté: ¿por qué complicarse en ir hacia el teatro e incluir al cine si esto les funciona? Es por su afán de crecimiento. Y porque son curiosos, les gusta investigar y meterse con temáticas diferentes. Tienen la voluntad de no quedarse en lo que ellos saben que hacen cómodos y sin riesgos.

Ellos querían hilar sketches y me llamaron para darles forma y unidad. Son muy creativos, son de esos actores que proponen todo el tiempo. Así surgió la idea de la presentación de una película y de todas las alternativas vividas hasta el momento del estreno. El grupo juega a que tiene una gran popularidad. Y la pantalla le sirve para cambiar de perspectiva.

– Su propia historia como actor está muy marcada por la idea de lo grupal…

Siempre estuve ligado al trabajo en grupo, desde El Clu del Claun (formación que Angelelli integró en los ’80 junto a Gabriel Chamé Buendía, Hernán Gené y Batato Barea, entre otros) y justamente en los días del Mundial me emocionó muchísimo tomar conciencia de lo que cada uno debe darle al grupo cuando se trata de jugar en equipo. El trabajo que hice con Los Bla Bla lo sentí muy en paralelo con esa sensación. Cada integrante tiene un color característico: el simpático, el intelectual, el personaje de carácter, el sanguíneo. Y lo que uno ve como grupo es el resultado de sus individualidades.

– ¿Cuál es la raíz del humor que manejan?

Sale del trabajo de clown, que va generando asociaciones complejas, con un interés puesto en lo social. Y en las nuevas tecnologías. Estamos rodeados de máquinas, una creación del hombre a la cual cada vez debemos hacerle más lugar. Haciendo referencias a lo efímero del teatro y a esa voluntad de “esculpir en el tiempo”, como Tarkovski pensaba al cine, de algún modo Los Bla Bla están hablando de una voluntad de trascendencia.

– El espectáculo propone mucho contacto con el público, incluso entre los espectadores mismos…

Eso tiene que ver con la finalidad de producir un encuentro. Antes me molestaba lo del encuentro social en el teatro, pero hoy me parece muy válido. Tal vez porque antes había más oportunidades para encontrarse y hoy cada vez hay más excusas para no hacerlo.

Fuentes de Prensa
Página 12: Identidad y Variedad
Red Teatral: Cuatro dimensiones de pura risa
Leedor: Bla Bla La Película, un vistazo a la locura
Pura Ciudad: “Bla Bla, la película”, estreno teatral en Ciudad Cultural Konex